Archivo de la etiqueta: Rock

Cerrado temporalmente…

Me largo una semana a dar tumbos por el norte de Francia, más solo que la una. A la vuelta mucho trabajo acumulado. Este blog va a estar por los suelos varios días así que ahí va un rock and roll de Status Quo. On the Level fue el segundo vinilo que compré (el primero también fue de Status Quo) tenía 14 años y cuando ponía esta canción no podía dejar de saltar por el comedor de casa.
Ale, que lo disfruten.

Status Quo_ Down Down:

Los Suaves_ Palabras para Julia

Un poema de José Agustín Goytisolo musicado por Los Suaves.

> La letra:
Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
con un aullido interminable,
interminable…

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido,
no haber nacido…

Pero tú siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti, pensando en ti,
como ahora pienso…

La vida es bella ya verás,
como a pesar de los pesares,
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos…

Un hombre solo, una mujer,
así tomados de uno en uno,
son como polvo, no son nada,
no son nada…

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti, pensando en ti,
como ahora pienso…

Otros esperan que resistas,
que les ayude tu alegría
que les ayude tu canción
entre tus canciones…

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino nunca digas
no puedo más y aquí me quedo,
y aquí me quedo…

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti, pensando en ti,
como ahora pienso…

La vida es bella ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos…

No sé decirte nada más
pero tu debes comprender
que yo aún estoy en el camino,
en el camino…

Pero tú siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti, pensando en ti,
como ahora pienso…

> Sobre José Agustín Goytisolo, autor del poema (extraído de la web El poder de la palabra):
Poeta nacido en Barcelona el 13 de abril de 1928, de familia burguesa y castellano-hablante, que se vio brutalmente sacudida por la muerte de la madre -Julia Gay- víctima de un bombardeo franquista sobre la ciudad en 1938. El hecho dramático afectó a todos los hijos, pero especialmente a José Agustín, que puso a su hija el nombre de la madre perdida, y que en uno de sus más célebres poemas (musicado y cantado por Paco Ibáñez), Palabras para Julia, une voluntariamente, en amor y deseo, a las dos mujeres. En 1993, en el tomo Elegías a Julia Gay reunió todos los poemas de tema materno, principal en su primer libro, El retorno (1955) y en otro, muy posterior, en que pretendía cerrar esa vieja y fecunda herida, Final de un adiós (1984). Empezó a estudiar Derecho en la Universidad de Barcelona, y culmina los estudios en la de Madrid, viviendo en el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, donde conoció a otros poetas de la generación que vivían entonces en Madrid, como José Angel Valente o José Manuel Caballero Bonald. Una generación de grandes poetas y novelistas (García Hortelano, Martín Gaite, Martín Santos) comprometidos contra la dictadura, comunistas o compañeros de viaje algunos años del clandestino Partido, pero también terriblemente comprometidos con la vida: noctámbulos, bebedores, bohemios, liberales todos ellos; sexo, alcohol y vida. Pocos poetas tan ajenos al academicismo. Tras el éxito de su primer libro, José Agustín se convierte en el poeta más famoso del grupo, primacía que mantendrá hasta los años 60. Ganó el Premio Adonais en 1954, el Boscán -entonces muy renombrado- en 1956 con Salmos al viento (uno de sus libros más significativos), y en 1959 el Ausias March, con Claridad. Aunque en 1961 José Agustín es el primero en reunir su obra publicada en el tomo Años decisivos, será también el primero en entrar en una cierta crisis creativa -de la que saldrá con Algo sucede, en 1968- relacionada con la validez de la poesía social como arma política, y aún con el tema -tan generacional- de poesía como conocimiento frente a poesía como comunicación. Todavía le quedan a Goytisolo grandes libros por delante. Así Bajo tolerancia (1973), Taller de Arquitectura (1977), Del tiempo y del olvido (1980) o Como los trenes de la noche (1994). Pero es verdad que otros poetas de su generación (Gil de Biedma, Valente, Brines, Claudio Rodríguez, Angel González) empiezan a preponderar y él resulta menos preeminente. Su último libro de versos, Cuadernos de El Escorial, salió a fines de 1995. Tuvo una importantísima tarea como traductor de poesía. Poetas italianos, como Pavese. Pero sobre todo poetas catalanes. Sus antologías de poesía catalana contemporánea fueron pioneras para que los castellano-hablantes la conocieran (y muy bien traducida) la poesía moderna de Catalunya. Los catalanes, de una y otra lengua, no le deben poco. Desde la inaugural Poetas catalanes contemporáneos de 1968 a Veintiún poetas catalanes para el siglo XXI de 1996. Bebedor, fumador, vitalista, hombre de la vida como libertad y como exceso, tuvo al final de su vida inumerables depresiones. José Agustín Goytisolo se suicidó el 19 de marzo de 1999 arrojándose al vacío desde el balcón de su casa. © Luis Antonio de Villena

Loquillo y Trogloditas_ Territorios libres

Si tuviese que hacer una declaración de principios delegaría, sin duda, en esta canción de Loquillo y Trogloditas. Territorios libres la podéis encontrar en el disco Feo, fuerte y formal y me atrevería a decir que el mejor LP de la banda.

No servir
No gobernar
No retroceder
Ni un paso atrás

Sin líder a quien adorar
Ni izquierda ni derecha
que me obligue a avanzar
Desconfiado como un animal
que defiende su espacio vital

Porque mi patria son sus caderas
Su labios rojos mi bandera
Mi destino escrito en su mirada
Territorios libres

No sacrificar nada personal
y por el poder jamás pelear
Quiero celebrar triunfos en soledad
junto a las proezas de la gente normal

Plasmatics_ The Damned

Plasmatics fue una banda increíble de la década de los 80 y su cantante, Wendy O. Williams, nos traía locos a un montón de adolescentes a los que nos gustaba el ruido. Wendy arremetía contra todo lo que se le ponía por delante. Rodaba escenas de riesgo en sus vídeos, a veces subía a los escenarios prácticamente desnuda, cometía actos obscenos y no se callaba la boca. Tanto en el escenario como fuera de él montó unos escándalos del copón y por ello fue detenida, multada, golpeada, se le censuró por activa y pasiva… pero esas cosas, a determinadas personas, no hacen más que aumentar sus ganas de dar guerra.
En los 90 se retiró y montó un negocio de comida vegetariana. En 1998 se suicidó disparándose un tiro en la cabeza. Una verdadera lástima.
The Damned pertenece al disco Coup d’état, editado en 1982 y es, posiblemente, su mejor trabajo.