Archivo de la etiqueta: Dédicaces

8 Salon de Roman Policier et de la Bande Dessinée_ micro crónica

El tiempo es muy caro así que la micro crónica no da para más:
Tres trenes hasta llegar a Quimper, al noroeste de Francia, y un último trayecto en coche de unos 35 Km hasta Saint-Guénolé. Unas 24h de viaje.

estacion.jpg

La asociación Goéland Masqué es quien organiza este salón de novela y cómic de género negro. Es un salón muy familiar que se desarrolla en las instalaciones de la escuela de Saint-Guénolé. La asociación es muy activa y cuenta con la ayuda de un buen grupo de voluntarios y también un público fiel, procedente de las localidades cercanas.

Los invitados estábamos alojados en varias casas que se habían preparado para el evento.

casa.jpg

dormitorio.jpg

Hacía un sol increíble que brillaba más allá de las 20h. Era como estar en Formentera contemplando la puesta de sol a las 9 de la noche.

puesta.jpg

Esa noche recogí el premio de manos de François Bourgeon, algo que me hizo especial ilusión pues aún conservo el tercer tomo de “Los compañeros del crepúsculo” un libro oscuro que recuerdo haber repasado una y otra vez. Hizo una presentación muy elogiosa de Ce que le vent apporte que me hizo muy feliz. Como soy un cabeza de chorlito no preparé nada para decir a los asistentes así que improvisé cuatro palabras en pésimo francés e hice el tonto. Bourgeon me comentó que aquella era la segunda ocasión en que participaba como jurado y que en los dos casos el premio se lo había llevado un autor español (el otro fue Miguelanxo Prado).

prix.jpg
Foto robada de Goéland Masqué

morvran.png

Las comidas tenían lugar en el comedor de la escuela, algo verdaderamente pintoresco.

comedor.jpg

Y tras la cena a tomar el fresco (y más vino) al patio…

patio.jpg

El domingo continuaron las dédicaces. La afluencia de público no era espectacular pero sí continua. Eran aficionados adultos en su mayoría (tal vez la media estaba entre los 35 y 50 años) y muy interesados en todo el material que se presentó así como las actividades que se organizaron.

jeff.jpg
En la foto, firmando ejemplares, Jeff Pourquié, un excelente dibujante.

Firmé muchos ejemplares y esa misma tarde se terminaron. No imaginé en ningún momento el interés que iba a despertar el libro. Me pasé los tres días con la sonrisa pegada a la cara no sé si en agradecimiento a todos o debido a las cantidades de vino tinto que ingeríamos todas las noches.
El domingo se organizó una especie de juego donde los dibujantes escogíamos el título de una canción de algún cantante o grupo francés. En una pizarra con láminas de papel hacíamos un dibujo, tratando de explicar cual era el título elegido. El que acertaba se llevaba el dibujo.
Estas fueron un par de mis sugerencias musicales (sí, es cierto, Vaya con Dios son belgas):

Trust_ Antisocial

Vaya con Dios_ Pauvre diable

Por la noche tuvo lugar una cena gastronómica en un hotel junto al mar… y las últimas copas en una de las casa donde nos alojábamos los invitados.

cena.jpg

casa2.jpg

El martes hice un poco de turismo y vuelta a casa.
Imposible recordar todos los nombres a quien agradecer estos días, pero no puedo dejar de mencionar a Ana, compañera de Jeff, por ayudarme con las traducciones cuando me encallaba con el idioma. ¡Qué paciencia!

Más fotos aquí.

Crónica microscópica del Festival Internacional de la bd de Angoulême 2008

Un tiempo excelente (hice el tonto con la maleta llena de ropa de abrigo). Bajo techo había que ir en manga corta, para salir a la calle con el abrigo era suficiente.

DSC00778.jpg

Tuve un cálido recibimiento por parte del personal de Dupuis, absolutamente atentos en todo momento. Mil gracias a todos y enhorabuena a Thi Nguyen, encargada de la organización.

DSC00688.jpg

Las sesiones de dédicaces fueron estupendas y sólo lamento mi incapacidad para hablar (no importa qué idioma) y dibujar al mismo tiempo. Me hubiera gustado intercambiar más opiniones con los lectores. Aún así fue muy enriquecedor cruzar cuatro palabras con todos ellos. Fue divertido firmar ejemplares a un par de médicos, una cirujana y un dentista… que estaban encantados con que el protagonista fuese un colega de profesión.

DSC00704.jpg

El cuartel general de Dupuis era “Le Tire-Bouchon” un bar de vinos muy acogedor (creo que los probé todos).

DSC00717.jpg

No soy nada mitómano pero me hizo muy feliz conocer a Max Cabanes (bajo estas líneas) y a Marie, su compañera. Max es un autor admirable y siempre tengo presente la luz de sus páginas. Me dio unos consejos magistrales que mañana mismo voy a poner en práctica. Marie es profesora de español en la universidad y me hizo las traducciones en las entrevistas con los medios, pero sobre todo es una mujer muy divertida con la que Isa y yo nos reímos muchísimo.

DSC00714.jpg

José-Louis Boquet, director de la colección Aire Libre, se mostró muy satisfecho con Ce que le vent apporte. Tanto él como Serge Honorez, director editorial de Dupuis, depositaron nuevamente su confianza en mi trabajo.
Ya estoy afilando los lápices y sacando brillo a la pantalla del ordenador…