Archivo de la categoría: Hard & Soft

Álbum nuevo, web nueva. Made with Kompozer.

Hoy he dedicado el día a hacer un lavado de cara a la web y, de paso, limpiar un poco el código para que cargue más rápido. La intención es que vaya creciendo, pero con mucha calma…

Para el diseño web he utilizado Kompozer, un software multiplataforma, intuitivo, gratuito y en un montón de idiomas. Aún está un poco verde, al menos en Mac he detectado pequeños fallos, pero es absolutamente funcional y altamente recomendable.

Invitaciones Google Wave

waveÚltimamente, por falta de tiempo y exceso de trabajo, apenas cuelgo nada en el blog. Para que esto no parezca abandonado pongo a vuestra disposición 5 invitaciones para probar Google Wave.
Las enviaré en orden de llegada, según vayáis colgando un comentario en esta entrada. Acordaos de escribir vuestro email en el campo habilitado a tal efecto (vuestra dirección de correo no será publicada).

Wave es un servicio un poco marciano, pero para lo que seguro os puede ir bien es para trabajar conjuntamente sobre un documento. Retocar un guión, preparar el próximo viaje al salón del cómic de Angoulême, un dossier para vender vuestro próximo álbum… Si sois más de uno trabajando en algo, ésta puede ser vuestra herramienta.

Personalmente no me convence mucho, pero puede acabar convirtiéndose en algo interesante.

Gracias a Macoteca y Membrive.

Google dice que soy malo…

susto

Algunos os habréis encontrado al acceder a este blog, o a mi web, un mensaje de Google advirtiendo de lo peligroso que puede resultar entrar.
Pues bien, ni software malicioso, ni pollas. Google quiere ser tan “eficiente” que, ante la duda, primero dispara y luego pregunta.

Os pego el mail que he recibido de mi servicio de hosting.

mail

amen

Pues nada, disculpas por el susto. No os he contagiado ladillas digitales 😉

Corel Painter debe morir

Hace pocas semanas compré una actualización de Painter 11 y la experiencia no pudo ser más penosa, pero antes un poquito de historia.

Painter fue desarrollado por Mark Zimmer y Tom Hedges, de Fractal Design, para la plataforma Macintosh a principios o mediados de los 90. Fue por estas fechas cuando lo probé por primera vez. Era menos intuitivo que ahora, pero estaba claro que aquel era un software para ilustradores y artistas gráficos en general (Photoshop siempre ha estado más enfocado al fotógrafo y al diseñador gráfico). Después fue adquirido por MetaCreations y fue evolucionando siempre a mejor. Aunque en esa época yo era un usuario esporádico, era evidente que Painter se convirtió en un software estable en el que podías confiar, aunque, todo hay que decirlo, en cuestiones de estabilidad Photoshop siempre ha sido el mejor. Unos años después Corel compró el programa y ya me entró el miedo: se habló que Corel iba a discontinuar la versión para Mac. Finalmente no fue así y tras una etapa de transición en la que se  le rebautizó como Procreate Painter, Corel nos sorprendió con una versión 8 traducida al español y con unas mejoras en la interfaz que lo hacían más productivo y, por qué no, más parecido a Photoshop.
A partir de aquí el pobre Painter fue degenerando un poco hasta convertirse en un software un tanto plomizo al que le costaba mover las imágenes, produciendo aberraciones en pantalla y colgándose hasta lo insoportable. Además, los diversos bugs que fue cosechando no siempre se parchearon y quedaban pendientes hasta la siguiente actualización mayor (3 años de media, más o menos). Por ejemplo: en la versión 10 (2006) la herramienta de distorsión no funcionaba. No podías pinchar en los manejadores y arrastrar para distorsionar. No es que funcionase mal; no funcionaba en absoluto. Cualquier otra empresa hubiera sacado un parche como solución, pero Corel simplemente ha esperado a la versión 11 (2009) para arreglar ese error…

La reciente versión 11 es una especie de revisión o puesta a punto de lo que debía haber sido la versión 10. Corel afirma que la respuesta de las brochas es más rápida aunque el simple redibujado de pantalla es más lento y arroja una serie de aberraciones que poco tienen que ver con el WYSIWYG.

aberraciones-1
Aberraciones en el monitor (sobre los árboles) producidas por Painter 10 y corregidas en Painter 11.

aberraciones-3
Nuevos bugs en Painter 11: al abrir más de un documento el programa empieza a visualizar mal el color. La página azulada de la derecha era a todo color, como la de la izquierda. Hay que reiniciar Painter 11 para volver a visualizar el archivo correctamente (En un Mac de última generación con 3 GB de RAM).

aberraciones-4
Aplicando ciertos valores de ampliación (66% por ejemplo) se produce pixelado en las líneas (ampliar imágen).

aberraciones-5
Modificando los factores de ampliación anteriores (al 100% por ejemplo) la visualización es correcta (ampliar imágen).

Pero lo peor de lo peor, lo inaceptable, es que ya no podemos exportar nuestro trabajo en el modo de color CMYK como veníamos haciendo desde hace años en versiones más antiguas. En esas versiones simplemente exportabas tu ilustración en TIF o PSD y elegías si guardabas en RGB o CMYK. Cualquier profesional de la ilustración impresa sabe que el arte final debe entregarlo en cuatricomía (o confiar en que lo haga el cliente y le fastidie el color). Pues eso se ha eliminado en Painter 11 de un plumazo y no he conseguido ni una explicación del soporte de técnico de Corel Canadá. De todas formas Corel tiene algo excelente y es su servicio de atención al cliente, que me ofreció las facilidades y el apoyo que les fue posible. Al final he devuelto mi actualización y ya me estoy planteando otra alternativa para trabajar (o confiar en una hipotética versión 12 que recupere lo perdido, eso sí, dentro de un par de años como mínimo).

Painter debería morir y ser comprado por otra empresa que sepa apreciar la exclusividad de lo que tiene entre manos.

PD: La tienda del CAD es un buen lugar donde comprar software y hardware a buen precio.

Twin Docs: deshazte del papeleo.

Recientemente (gracias a la mediación de Bloguzz) he estado probando TwinDocs, un servicio online que sirve como repositorio digital de todas tus facturas y demás papeleo.
Seguramente estás harto de acumular en carpetas los recibos del teléfono, contratos, billetes de avión, resguardos de compras en internet… TwinDocs te ofrece un lugar donde guardar esos documentos, protegidos bajo encriptación, sin ocupar espacio en tu casa. Sólo tienes que enviarlos a tu buzón de entrada y listos. Puedes asignarles etiquetas, crear distintas bandejas para clasificarlos y también dispones de una función “grapadora” que te permite hacer lo mismo que harías en la vida real. La limitación de cada archivo es de 20 megas, más que suficiente para este tipo de documentos.

También ofrecen un software cliente (TwinDocs Ambassador) para gestionar nuestro papeleo de forma más eficiente pero, como suele ser habitual, sólo está disponible una versión para Windows las versiones para Mac y Linux llegarán más tarde.
Lo más interesante de este software está por venir: según sus desarrolladores Ambassador podrá recolectar los documentos de las entidades emisoras de facturas, como compañias de agua, gas, teléfono, etc y traerlo directo a nuestra bandeja de entrada de TwinDocs.

El funcionamiento es perfecto pese a ser una versión beta y sólo hecho en falta ese software cliente en versión Mac OS X, algo poco aceptable para muchos usuarios.