Archivo de la categoría: Bocetos

Guerres silencieuses_ recta final

Hace un mes que acabé el dibujo y tinta de Guerres silencieuses. Por fin estoy en la recta final, sólo falta colorear. Voy por la 56, de un total de 123 planchas.
Lo publicará Dupuis en la colección Aire Libre, en 2013.

Gracias a tod@s por vuestra paciencia.

El story board:

Evernote me ayuda a llevar un control del trabajo:

Una pequeña muestra de cómo van las cosas:

Salut les lecteurs francophones!
Dorénavant je vais essayer de traduire les billets de ce blog. J’ai fini mes études de français depuis cinq ans et je ne peux pas permettre m’oublier tout ce que mes chères professeures  m’ont appris 😉
C’est un fait: taper des conneries et détruire la grammaire c’est facile et gratuit. Je vous en prie me corriger. Il ne faut pas attendre que vous en avez marre des fautes d’orthographe ou de grammaire pour m’aider. Vous pouvez commencer des ce moment-là 😀
Merciiiiii.
……………….

Il y a un mois que j’ai fini le dessin et l’encrage de Guerres silencieuses. Je suis près de la fin, il ne reste que la mise en couleurs. Maintenant j’ai finis la planche 56, d’un ensemble de 123.
Les éditions Dupuis vont le publier chez la collection Aire Libre, en 2013.

Merci à toutes et à tous de votre patience.

Bocetos macrobióticos

Hace meses que empecé a practicar el dibujo al natural. Suelo hacerlo directamente con pluma, sin lápiz previo, para quitarme la dependencia a la goma de borrar.
En esta ocasión usé una estilográfica Lamy Safari con punto medio y tinta indeleble Sailor Kiwa-Guro Black. La aguada es tinta Pelikan Azul Negro, rebajada con agua y aplicada con un pincel recargable Pentel.
Una pequeña muestra tomada en Cuisine et Santé, el hotel-escuela de cocina macrobiótica, en Saint Gaudens, en el suroeste de Francia.

sailorlamy05
040302

Toute la poussière du chemin_ proceso de portada

Como siempre que debo preparar una ilustración de portada, parto de unos bocetos a un tamaño realmente pequeño (6×8 cm aproximadamente).

mesa

Hago un garabato con un lápiz de mina azul de 2 mm y luego lo defino un poco más con una barra de grafito de 5,6 mm. El trabajar en pequeño y con una mina tan gruesa me ayuda a concentrarme en lo importante, a manejar con más facilidad las masas, los espacios…

prev

Cuando me decido por una portada escaneo el esbozo y, en Painter, hago una primera tinta digital algo descuidada. También hago un planteamiento sencillo de lo que será el color. Esto debe ser suficiente para que el editor valore la cubierta.

boceto previo

Con la portada aprobada corrijo o, según el caso, rehago la tinta. Afino más el color (rectifico la gama, aplico luces, sombras, texturas si es necesario). El diseñador le añade título, autores, etc.

couverture poussiere_AL

Con esta ilustración quería recrear esa sensación de cuando alguien se va a enfrentar a algo grande, desconocido, tal vez emocionante pero también peligroso. Me gusta el paralelismo que guarda con la imagen de aquel que se asoma a una cueva, a la boca de un pozo…

Lo que el viento trae_ Exposición en Escola Joso-2

Ya está seleccionado el material para la exposición de Lo que el viento trae en la Escola Joso. Durante la criba he descubierto que he perdido los bocetos a lápiz de la portada y algunos más…
A los que os paséis por la exposición gracias de antemano, y aquí tenéis un pequeño adelanto para los que no podáis asistir:

Pinturas de Vasily Vereshchagin que inspiraron el diseño de los personajes de Csenia y Gosha:
csenia.jpg

gosha.jpg

Algunas veces, con las páginas terminadas, decido añadir o eliminar viñetas, cambiar el orden de los bocadillos… En este caso añadí una viñeta nueva, la 5, un retoque en los diálogos de la 4 y un cambio de orden en los bocadillos de la 7.
La inclusión de la receta de cocina con elementos gráficos como el despiece del animal y la extracción de vísceras ayuda a resaltar el carácter rudo de la cocinera (y por extensión el del resto de los habitantes del pueblo):
maqueta expo2mini.jpg
Ampliar imagen

Página a lápiz y su versión terminada. La viñeta 3 ha sido modificada:
maqueta expomini.jpg
Ampliar imagen

Una viñeta aparentemente poco complicada pero que me dio más trabajo del esperado. Acabé trazando la perspectiva para conseguir la profundidad de campo que necesitaba:

paisajemini.jpg
Ampliar imagen

A continuación los textos que dan comienzo a dos estupendos libros (de recomendada lectura) que sirvieron de inspiración para Lo que el viento trae (junto a la historia contada por el dibujante Josep Mª Beà sobre un ser trastornado y violento que vaga por las montañas).
El proyecto inicial iba a ser una adaptación de Morfina (de la que ya había escrito algunas páginas del guión, a modo de borrador) pero luego supe que la obra aún no estaba libre de derechos así que lo que hice fue coger lo más interesante de cada una de las tres historias y hacer un relato de miedo.
En estos dos textos queda perfectamente dibujado cómo debe ser la personalidad del protagonista:

“A quien no haya viajado a caballo por perdidos caminos vecinales, no tiene sentido que le cuente nada de esto: de todas formas no lo entendería. Y a quien ha viajado prefiero no contarle nada.
Seré breve: mi cochero y yo recorrimos las cuarenta verstas que separan la ciudad de Grachovka del hospital de Múrievo exactamente en un día. Incluso con una curiosa exactitud: a las dos de la tarde del 16 de septiembre de 1917 estábamos junto al último almacén que se encuentra en el límite de la magnífica ciudad de Grachovka; a las dos y cinco de la tarde del 17 de septiembre de ese mismo e inolvidable año de 1917, me encontraba de pie sobre la hierba aplastada, moribunda y reblandecida por las lluvias de septiembre en el patio del hospital de Múrievo. Mi aspecto era el siguiente: las piernas se me habían entumecido hasta tal punto que allí mismo, en el patio, repasaba confusamente en mi pensamiento las páginias de los manuales intentando con torpeza recordar si en realidad existía —o lo había soñado la noche anterior, en la aldea Grabílovka— una enfermedad por la cual se entumecen los músculos de una persona. ¿Cómo se llama esa maldita enfermedad en latín? Cada músculo me producía un dolor insoportable que me recordaba el dolor de muelas. De los dedos de los pies ni si quiera vale la pena hablar: ya no se movían dentro de las botas, yacían apaciblemente, parecidos a los muñones de madera. Reconozco que en un ataque de cobardía maldije mentalmente la medicina y la solicitud de ingreso que había presentado cinco años atrás, al rector de la universidad.”

Morfina, Mijaíl Bulgákov

“McDowell, fue el héroe de mi juventud. Murió en 1830, cuando yo tenía 4 años. No le vi jamás. Pero mi padre le había visitado varias veces. El relato de mi padre acerca del doctor rural de Danville a caballo, que casi cuarenta años antes del descubrimiento de la antisepsia se había atrevido en los bosques de Kentucky, en contra de las opiniones teóricas de todo el mundo, a abrir con éxito el cuerpo de una persona viva, es un relato que presentó multitud de formas. En él, mi padre se iba adaptando al grado de los conocimientos médicos que fui adquiriendo de muchacho en su consulta y también a mis conocimientos de la anatomía femenina, ya que la primera persona operada por McDowell fue una mujer. Mi padre me hablaba ya del doctor, cuando todavía me sentaba sobre sus rodillas y siguió haciéndolo muchos años más tarde, cuando yo estaba ya finalmente resuelto a convertirme en cirujano. La historia de McDowell había influído muchísimo en esta decisión. Tal historia me transportaba indefectiblemente a un mundo que aceleraba los latidos de mi corazón. En aquella prehistoria de la cirugía, por decirlo así; en la antecámara sombría, dolorosa, rodeada de terror y muerte del gran siglo de los triunfos quirúrgicos, que se inició más tarde, en 1846, la historia de McDowell era algo así como una luz clara que encendía mi ardiente fantasía y me anticipaba visiones del futuro.”
El siglo de los cirujanos, Jürgen Thorwald

Lo que el viento trae_ Exposición en Escola Joso

En la Escola Joso colgarán próximamente algunos originales de Lo que el viento trae.
Cuando acabe de seleccionar el material, y la exposición esté montada, podréis encontrar páginas a lápiz, story boards, reproducciones a color de las páginas terminadas, documentación gráfica utilizada y algunas indicaciones del proceso de trabajo. En eso estamos.

preparativos1.jpg